Ya no aprendemos como antes!…

Ya no aprendemos igual que hace 50 años, no lo hacemos como nuestros padres y tampoco lo haremos como nuestros hijos.

La tecnología está transformando la forma de educar y, en este sentido, las apps también han sabido posicionarse como herramientas de aprendizaje. Por ejemplo, tras los juegos, la educación es la segunda categoría que más popularidad acapara en los markets en cuanto a descargas y volumen de apps. Solo en la Apple Store ya hay más de 80.000 aplicaciones educativas diseñadas especialmente para iPad.

Apps y dispositivos tecnológicos, nuevas interacciones

En Blue Planet Tales, una biblioteca de cuentos interactivos basados en la historia, la ciencia y la naturaleza, tenían muy claro eso de lanzar su producto educativo solo en formato app: “El cambio tecnológico que estamos viviendo a nivel social también afecta a los niños”, explica Ignacio Parra, director de producto y marketing.

Muchos niños crecen compaginando las apps con otras formas de entretenimiento y aprendizaje más tradicional y, en este sentido, las ventajas que ofrece esta tecnología y los dispositivos móviles son múltiples: Aprender con una tablet o un smartphone es mucho más atractivo para ellos y por otro lado, “las posibilidades que permiten estos dispositivos a la hora de incluir sonidos y juegos, locuciones en diferentes idiomas o crear interacción son impensables en formato papel”, expone Parra, quien apunta además que esta app ya se utiliza en dos colegios y en un hospital infantil de Estados Unidos.

Pero no sólo las compañías modernas han sabido sacarle partido a las apps, las grandes marcas de toda la vida como Cuadernos Rubio también han sabido aliarse con la tecnología para no quedarse atrás. En su caso, en 2012 lanzaron iCuadernos poniendo en formato app sus tradicionales cuadernillos y logrando hasta la fecha más de 140.000 descargas sumando todas las plataformas.

“La app nos ha servido para combinar la superación de nuevos retos y la diversión con actividades tradicionales como la pintura, la escritura o las matemáticas” declara desde Marketing digital y Diseño de Rubio Gonzalo Llorens. “Repasar y asentar conceptos ya aprendidos en un entorno como es la tablet con el que los niños simpatizan, ayudará a que no pierdan el ritmo en la enseñanza escolar”, apunta Llorens.

Tendencias para 2015

De nuevas funcionalidades que ofrecen soportes como las apps o las tablets a tendencias que encontraremos en el futuro. A principios de año, el diario The Guardian publicaba un artículo con las 10 tendencias sobre apps infantiles más importantes 2015, algunas de ellas hacían alusión a aspectos ya citados como las nuevas narrativas gracias a la interacción.

Otras tendencias en apps infantiles también las hemos visto en la segunda edición de The App Date Kids el pasado 21 de febrero, un evento que reunió a 200 niños y sus familias celebrado gracias al apoyo de Espacio Fundación Telefónica y Correos. En el encuentro, se puso de manifiesto cómo las apps no son herramientas que propician el juego y el entretenimiento de forma individual, sino que favorecen la realización de actividades en grupo y en familia.

Esto pudimos verlo con un coro techie de 20 niños del Colegio Lourdes de Madrid que interpretó 3 canciones sustituyendo instrumentos tradicionales por apps, con la compañía La Íntegra Teatro, a través de su obra El viaje de Coliflora, que integró las tablets y los smartphones en escena y, finalmente, con los tattoos conectados y la app Captoorama, que permitieron a más de una decena de niños jugar juntos en directo compaginando juegos de toda la vida como el memory o los puzzles y tecnología.

Esta app la recomienda The App Date, la mayor plataforma de recomendación de apps en español.

 

Pin It on Pinterest